Calcena

imagenzona: 

La zona de escalada de Calcena se sitúa en el barranco de la Ojosa, donde, tímidamente, aparecieron las primeras vías a comienzos de los 80. En los últimos 15 años Calcena se ha desarrollado como zona de escalada deportiva y de varios largos, predominando las vías de dificultad media y fácil.
Desde 2012, esta escuela de roca calcárea y ubicada en un fantástico entorno, ha crecido considerablemente y sus sectores ya albergan aproximadamente 400 vías, un número que sigue creciendo.
La calidad de las vías, la roca, la tranquilidad y su cercanía con el Parque Natural del Moncayo han hecho que el número de visitantes se haya multiplicado en muy poco tiempo, con el cambio que eso supone para un lugar también llamado la Cara Oculta del Moncayo.
Los escaladores conviven en armonía con los habitantes de Calcena y con otros colectivos que también disfrutan de estas montañas, y se pone todo el empeño en que la actividad no interfiera con la rica biodiversidad. Nuestro reto para el futuro es mantener esta situación y prevenir problemas que aparecen en otras escuelas.

 

noticias

Cartel informativo a la entrada del Albergue de Calcena.

Lo habitual es que la escalada en los sectores Aguja de la Iglesia y Aguja del Diablo de la escuela de Calcena (Zaragoza) se prohíba entre el 1 de abril y el 31 de agosto, ya que es el periodo en el que habitualmente anida allí el alimoche, y así lo anuncian las placas informativas al comienzo del sendero de acceso a estas paredes.

En muchas ocasiones, los escaladores somos capaces de hacer compatible nuestra actividad con el resto de usuarios de los espacios donde desarrollamos nuestra actividad (ciclistas, senderistas, cazadores, conservacionistas...), incluso de llegar a acuerdos con la Administración, pero, paradójicamente, en ocasiones no hay forma de entendernos entre nosotros mismos.

Los escaladores de Calcena se reunieron con representantes de Escalada Sostenible.

Este 2016 se presenta como un año clave en nuestra andadura. No solo se multiplican las zonas en las que se reclama nuestra actuación, sino que escaladores de comunidades de toda España se plantean organizarse como colectivo bajo el amparo de Escalada Sostenible.